El pez es una escultura recorrible de un área aproximada de 10.000 m2 que rememora en sus formas geométricas a un pequeño pez, símbolo natural de los procesos vitales de nuestro entorno.